Skip to content

Desafíos de la Hackatón

Tres Líneas de Desafíos

Soluciones de Acceso al Agua

Acceso a agua potable

para consumo humano

Monitoreo y gestión

de aguas contaminadas

Eficiencia y adaptación

de uso de aguas para seguridad alimentaria

  • ¿Tienes una idea que está fuera de los Desafíos?

    ¡Aún así puedes inscribirte y participar!

Resumen de los Desafíos

Los desafíos están asignados a las zonas del país: Desafío 1 para Zona Norte, número 2 para Zona Centro, y número 3 para Zona Sur.

1

Acceso al agua potablepara consumo humano

El acceso al agua potable en zonas rurales tiene desafíos asociados a la cantidad, continuidad y calidad del agua que reciben las comunidades.

La Dirección de Obras Hidráulicas se  encarga por medio Programa Nacional de Agua Potable Rural (APR) de garantizar el recurso hídrico, sin embargo, existen desafíos asociados a los mecanismos de captación de agua como los pozos de extracción y los sistemas de distribución como camiones aljibes que han presentado diversos problemas dadas las condiciones de operación y presupuestos disponibles. Además, las nuevas condiciones climáticas y escasa disponibilidad hídrica invitan a innovar en dichos sistemas de extracción y distribución de agua a las comunidades rurales, especialmente a aquellas más aisladas. 

Junto con lo anterior, actualmente la oferta de agua potable para consumo humano compite con actividades productivas de cada territorio, lo cual impone un problema de priorización del recurso hídrico. 

2

Monitoreo y gestión de aguas contaminadas

Las zonas rurales tienen un importante desafío en torno a  la calidad del agua, tanto para  el consumo de agua potable (Norma N°409) como para el uso de riego (Norma N°1333).

Las diferentes actividades productivas pueden alterar las condiciones del agua consumida, es por ello, que insertar y considerar un buen monitoreo y gestión del agua, promoviendo nuevas tecnologías y organización ciudadana puede colaborar a la información y trabajo realizado por la Dirección General de Aguas en Chile. De esta forma disminuir la pérdida de agua en los sistemas de monitoreo actuales y evitar complejidades sanitarias y ambientales en las localidades rurales y ecosistemas aledaños.

Dichos daños a los ecosistemas y faltas sanitarias invitan a levantar nuevas iniciativas y mayores niveles de eficiencia en monitoreo, gestión y tratamiento de las aguas, potenciando la inserción al ciclo hídrico, identificando posibles sustancias dañinas o incluso la posibilidad de reutilizar el agua con diferentes niveles de calidad para procesos productivos y/o uso individual.

3

Eficiencia y adaptaciónde uso de aguas para seguridad alimentaria

La oferta de alimentos para consumo humano está estrechamente relacionada con el uso del recurso hídrico para las actividades agrícolas y ganaderas, las cuales conforman una parte importante del consumo del recurso en el país

La seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen, en todo momento, acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos que satisfacen sus necesidades energéticas diarias y preferencias alimentarias para llevar una vida activa y sana (FAO, La Cumbre Mundial sobre la Alimentación, 1996). 

El aumento constante en la población empuja a desarrollar nuevos esquemas en el uso del agua para garantizar dicha seguridad alimentaria, en especial considerando las nuevas condiciones de disponibilidad de agua en los territorios y ecosistemas. El rol de la tecnología para entregar eficiencia a los procesos productivos alimentarios en el uso del agua y la adaptación a los nuevos escenarios hídricos son fundamentales para entregar sostenibilidad y calidad de vida a la población.

¿Te decidiste? ¡Inscríbete ya!